Posted by : Maximiliano Crespi domingo, marzo 13, 2011

Pertenezco a una generación para la cual el nombre de Viñas es menos el de un crítico que el de un personaje épico; fallo a esa superstición por un empecinamiento (el de haber dedicado horas de lectura a su invaluable obra crítica) y por una imprudencia (la de haber escrito sobre ella algunas engorrosas páginas). Enterado de su muerte, cedo a la tentación de releer el manojo de cartas amarillas en las que –ni lerdo ni perezoso– el viejo refuta o elude magistralmente mis hipótesis. No busco en esos garabatos –casi ilegibles– la seña de una complicidad (siempre intuí que en esos envíos Viñas no me escribía; sólo escribía, a secas); sino más bien un tono, una voz que de pronto presiento en retirada. Como su propio texto en la enrevesada prosa de la tradición crítica argentina, su monólogo se me hace elíptico, pero a la vez clásico; limpio, consistente y filoso, como arrancado de atrás de una bocanada de humo una tarde fría en el bar La Paz. La voz áspera va tomando una solidez casi mineral, avanza de a frases cortas, teje una retórica de protesta (propia de la enunciación asamblearia) que, paradójicamente, la liga a la tradición de la voz pública en la palabra liberal. Abandonando el espacio de su inscripción, perentoria, la voz de Viñas asume, en consonancia con su mirada crítica (implacable con los adjetivos), su inflexión ideológica. Es la misma voz que traen sus libros; una voz en acto, en escena, en presente: la viva voz del intelectual de izquierda que afirma su función cuando se compromete y se promete devolver el trabajo crítico a ese rol de acción política tantas veces resignado en las heladas aguas del cálculo egoísta.

*Para la sección Cultura del diario Página/12, sábado 12-03-11.

Production mode

Followers

Google+

Visitors

Popular Post

Maximiliano Crespi

Es licenciado en Letras por la UNSur y Doctor en Letras por la UNLP, especializado en Teoría y Crítica Literaria e Historia Cultural e Intelectual Argentina y Latinoamericana. Es docente e investigador del Centro de Estudios de Teoría y Crítica Literaria (IdIHCS-FaHCE-UNLP) y del CONICET. Trabaja parte del Observatorio de Literatura Argentina Contemporánea (OLAC) y participa del Colectivo de Trabajo Intelectual “Materiales”. Ha colaborado con la Historia Social de la Literatura Argentina dirigida por David Viñas y con la Historia Crítica de la Literatura Argentina dirigida por Noé Jitrik. Antologó, editó y prologó obras de Jaime Rest, David Viñas y Raúl Antelo. Ha colaborado publicado textos críticos y teóricos en numerosas revistas especializadas y en diversos volúmenes colectivos. Es autor de Grotescos, un género (2006), El revés y la trama. Variaciones críticas sobre Viñas (2008), La conspiración de las formas. Apuntes sobre el jeroglífico literario (2011) y Jaime Rest: función crítica y políticas culturales (1953-1979). De Sur al CEAL (2013) y Los infames (2015).
Con tecnología de Blogger.

- Copyright © 2013 Maximiliano Crespi -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -