Posted by : Maximiliano Crespi viernes, noviembre 22, 2013

En México y Cortés las posiciones antinómicas cuajan en dos modelos de análisis fundamentales, que Viñas hace extensivos no sólo al enfoque de la “Conquista de México” sino al de “la totalidad de América”: por un lado, la perspectiva europea, de criterio eurocéntrico e imperialista; y, por el otro, un nacionalismo victimista que encalla en la exaltación o en la diatriba con evidentes visos de chauvinismo. La superación del estancamiento en estas antinomias exige, en la perspectiva de Viñas, acentuar “la relación conquistador/conquistado” tanto para comprender las tensiones entre españoles y aztecas, como para iluminar las relaciones de poder con que estos últimos se imponían y subyugaban a otros pueblos del continente. Pero además exige, tanto en lo concerniente al “fenómeno cortesino particular –como a todo aquello que involucra la conquista de América–”, inscribir sus raíces fundamentales y motivaciones últimas en el proceso expansionista europeo y de desarrollo del capitalismo global.
Como en otras ocasiones, Viñas trabaja condensando el relato histórico sobre emergentes, pero siempre cuidándose de no caer en exaltaciones heroicas o depresiones caprichosas. Al contrario: los trae al relato para dar cuenta de la encarnación de las contradicciones históricas. Tanto Hernán Cortés como Moctezuma II no son las personas biográficas que se designan con esos nombres, sino que, merced a la imaginación histórica de Viñas, son más bien “condensaciones de lo grupal” en las tensiones propias de la coyuntura histórica. Son, como Mitre, Cané, Mallea, Borges, Discépolo y Arlt en su ficción crítica, “metáforas fundamentales de toda una inflexión histórica”. Pero también son, como los personajes de Tupac Amaru, Dorrego, Lisandro de la Torre o “el Jefe”, configuraciones trágicas tensionadas entre la inminencia de la transformación social y las taras de su propio origen de clase. La diferencia es que en el azteca y en el español hace cuerpo además –de un modo esquemático y didácticamente productivo– el enfrentamiento de dos culturas y la sucesiva imposición y dominio de una sobre la otra.

Fragmento del "Prólogo" a México y Cortés, aparecido en Revista Ñ, 08/11/13.

Production mode

Followers

Google+

Visitors

Popular Post

Maximiliano Crespi

Es licenciado en Letras por la UNSur y Doctor en Letras por la UNLP, especializado en Teoría y Crítica Literaria e Historia Cultural e Intelectual Argentina y Latinoamericana. Es docente e investigador del Centro de Estudios de Teoría y Crítica Literaria (IdIHCS-FaHCE-UNLP) y del CONICET. Trabaja parte del Observatorio de Literatura Argentina Contemporánea (OLAC) y participa del Colectivo de Trabajo Intelectual “Materiales”. Ha colaborado con la Historia Social de la Literatura Argentina dirigida por David Viñas y con la Historia Crítica de la Literatura Argentina dirigida por Noé Jitrik. Antologó, editó y prologó obras de Jaime Rest, David Viñas y Raúl Antelo. Ha colaborado publicado textos críticos y teóricos en numerosas revistas especializadas y en diversos volúmenes colectivos. Es autor de Grotescos, un género (2006), El revés y la trama. Variaciones críticas sobre Viñas (2008), La conspiración de las formas. Apuntes sobre el jeroglífico literario (2011) y Jaime Rest: función crítica y políticas culturales (1953-1979). De Sur al CEAL (2013) y Los infames (2015).
Con tecnología de Blogger.

- Copyright © 2013 Maximiliano Crespi -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -